Juguetes

Acquista per
Precio
0 € 62 € 0 € to 62 €
Marca
Show Less Show More
Edad mascota
Tipo
Show Less Show More
Material
Show Less Show More
Color
Nombre
  • Best Sellers
  • Biggest Saving
  • I più visti
  • Marca
  • Nombre
  • Now in Wishlists
  • Nuovo
  • Precio
  • Reviews Count
  • Top Rated

145 items in 4 pages page 1 of 4


Un rascador de gatos es mucho más que un juguete para los felinos. Con él, los gatos afilan sus uñas, las clavan y se estiran desentumeciendo su musculatura, y les hace en definitiva sentirse verdaderos gatos, ya que con esos movimientos también está marcando su territorio tanto visualmente, con sus arañazos, como olfativamente, con el aroma que impregnan sus glándulas interdigitales.

El gato es por naturaleza una especie cazadora. Por eso uno de sus juegos favoritos es simular las cacerías que haría en su hábitat natural. Para que sueñe con esa libertad, te ofrecemos diferentes juguetes para gatos cuyas formas le evocan sus presas más habituales. Es decir, ratones, peces, cangrejos, pajaros o conejos. Muchos de ellos realizados en fibras naturales para que los muerda y remuerda divirtiéndose como lo que es, un animal.

También tenemos dentro de nuestro catálogo de juguetes para gatos peluches suaves y blanditos para que tu felino pueda mordisquearlos con total tranquilidad y poner así a salvo tus zapatos o los peluches de tus hijos. Además, muchos peluches para gatos contienen bolsillos para esconder hierba gatera, lo que estimula rápidamente el deseo del animal por el peluche. Esto sin contar con la diversión de las pelotas de goma para gatos, te proporcionarán infinitas horas de diversión y entretenimiento junto a tu mascota.

Al hablar de los rincones predilectos del gato en casa tal vez estés pensando que ocupará tu asiento del sofá o se subirá a tu cama. No tiene porque ser así. En nuestra tienda online para gatos disponemos del juguete ideal para deje de llenar de pelos tu dormitorio. Se trata de los túneles para gatos. Un juguete con el que se divierte y que le puedes educar para que él mismo lo convierta en su refugio.